miércoles, 19 de julio de 2017

Las Chikas de viaje en Bangkok y Karon: Satay de Pollo



Te había prometido, aquí, que iba a contarte algo más del viaje de las Chikas a Bangkok y a Karon y como sabes siempre cumplo aunque esta vez he tardado un pelín. 

Pero, primero te traigo una receta deliciosa, la gastronomía Thai nos encantó, es muy sana, muy rápida y parece que no demasiado difícil. Es una cocina que incluye todos los sabores y con la que puedes ser muy creativ@ porque te permite adaptarla a tu gusto.


Como no podía ser de otra manera te conté aquí su receta estrella,  un exquisito Pad Thai.  Su Satay de Pollo o Langostinos representa uno se sus platos estrella en comida callejera, delicioso y con poco riesgo de problemas intestinales, como diría no sé quién !!ya tu sabes!!. ¿Quieres probar?


Las Chikas en Bangkok y Karon: Satay de Pollo




Las Chikas de viaje en Bangkok y Karon: Satay de Pollo



  • Pechuga de pollo
  • 2 Cdas. de Salsa de Soja
  • 1 Cda. de Pasta de Curry Rojo Thailandés
  • 1 Cda. de Vinagre de Arroz o de Manzana
  • 1 Cda. de Miel
  • 1/2 Cda. de Pasta de Tamarindo (opcional si no encuentras)
  • Zumo de media Naranja
  • Cacahuetes 
  • 1 Guindilla o 1 Cda. de Aceite infusionado con guindilla, chile o lo que tengas.
  • 1 Cda. de Aceite de girasol
  • Palitos de Brocheta 

Macera la pechuga de pollo en todos los ingredientes, excepto el aceite vegetal, durante un par de horas, de vez en cuando dale una vuelta. Corta la pechuga en láminas muy finas. Empapa los palitos en agua para que no se quemen. Introduce las láminas de pollo. Calienta tu wok, plancha o sartén, añade el aceite y planchea las brochetas durante 2-3 minutos por cada lado. Retira, reduces el líquido de la maceración a fuego fuerte, vigila porque en dos o tres minutos estará. Salsea y sirve con los cacahuetes, le dan una textura especial y son fundamentales en la gastronomía Thai.


Ya te he contado mi versión de la receta ¿quieres saber qué hicimos y nuestro recorrido? ¿Empezamos por Bangkok?. 


Bangkok es una ciudad fascinante, en medio del caos impera la tranquilidad y el respeto. Su gente es tranquila, respetuosa, observadora y a veces muy mandona, te gustarán. 


Es el país de las sensaciones, relájate, pasea y observa, es una maravilla.




Es una ciudad de contrastes, en donde la tradición y la modernidad se mezclan en cuanto das la vuelta a una esquina. 

Hay más de 400 templos budistas, mercadillos espectaculares, miles de altares en honor a sus reyes, monjes que te encuentras cada paso que irradian tranquilidad. Todo en medio de montones de  motos y coches en un tremendo caos, kilómetros de cables, infraestructuras poco y muy avanzadas y sobre todo personas excelentes que se concentran  en una ciudad fascinante y divertida.
 


Las chikas apenas  estuvimos tres días, muy ajustado aunque creo que muy intenso. En nuestro caso hubo momentos que nos caían unos chaparrones tremendos por lo que tuvimos que ir adaptando nuestro tiempo a la climatología.


Date un paseo por el Río Chao Phraya en sus barcos de transporte público, nosotros hicimos el recorrido desde un pequeño embarcadero al lado del Palacio Real y Wat Pho, ya ves el maravilloso Buda reclinado que no te debes de perder, en una barquita que te traslada a la otra orilla para conocer el Templo Wat Arun y volvimos en un expréss boat hasta Silom. 

Verás el Hotel Shangri La donde podrás tomar algo o el Mandarín Oriental y su espectacular terrazo o pararte en el embarcadero de Memorial Bridge para conocer Little India y Chinatown a donde llegas en minutos y que es imprescindible conocer, si no te apetece caminar, un tuktuk es una buena opción. 

Ten cuidado, no te caigas al río, puede ser peligroso, no parece que esté demasiado limpio, jajaj.




No te pierdas el espectacular Mercado de Chatuchak, uno de los mercados más grandes del mundo, es un espectáculo donde encontrarás todo lo que se te ocurra. Recuerda que sólo abren los fines de semana, no puede ser más divertido. Todavía se puede regatear, eso sí, hasta un límite del que no pasan nunca, no te empeñes no lo vas a conseguir, no te gastes, es un trabajo inútil.



Su comida callejera abarca todo tipo de preparaciones, es muy curioso el kit de la ensalada, aunque te advierto es poco recomendable tomar verduras no cocinadas.


Pelín (bastante) decepcionadas del Mercado flotante de Damnoen, muy turístico, mucho atasco fluvial y pocas mujeres haciendo vida en el río, demasiados puestos de camisetas del Madrid, el BarÇa, imanes, recuerdo de Thailandia y demás, estas mujeres son las casi únicas que vimos trabajando en su vida en el río. 




Qué se va a hacer!!! Mejor visita el mercado de las flores o sus canales




Date una vuelta por Siam, el barrio de los centros comerciales y  por Sukhumvit, la zona de grandes hoteles, embajadas y marcas de lujo, nosotros tomamos una Shinga en una terraza muy mona en la calle 15 (soi 15), creo que así se llamaba el hotel. Por cierto, el transporte ideal en este caso si no quieres que te dé algo en el seguro atasco es el Skytrain, es rápido y es otra forma de ver Bangkok. Muy recomendable.

Algo imperdible es tomarte algo en una de las maravillosas terrazas de Bangkok, estuvimos en el Sky Bar del Hotel Lebua, impresionante, caro pero merece la pena, al fin y al cabo vivir en Thailandia es muy barato. Por cierto cenamos bastante bien y muy asequible enfrente en la terraza del Ice Café, muy agradable.

Y llegamos a Karon, en la Isla de Phuket, pueblecito pequeño, muy manejable, buena playa y gente absolutamente amable. Nada que ver con Patong, que nos gustó casi nada. Elegimos el hotel Movenpickes una delicia, no lo dudes pese a algunas críticas, te sentirás francamente bien. Al lado del pueblo y de la playa.

Y de los múltiples restaurantes, la mayoría seafood. Pescados y mariscos muy frescos y expuestos para que elijas.


En general cocinados a la parrilla y francamente ricos.


Puedes cenar en el pueblo en sus muchos puestos de comida callejera dentro del Templo donde determinados días a la semana instalan un pequeño mercado.


Nosotros probamos  un rico satay de pollo. Creo que cada brocheta costaba entre 1 ó 1,5 euros.


Esta es la playa, Karon Beach.


Puedes hacer un montón de excursiones a sitios maravillosos como la bahía de Phang Nga o a las Phi Phi Don.


Y por supuesto al Gran Buda, alucinante 45 metros de alto y unas maravillosas vistas.



La visita es gratuita aunque conviene que dejes algún donativo, se empezó a construir en 2004, es impresionante.



En fin como todo se acaba, la vuelta a casa siempre es un poco dura, aún cuando nos espera el paraíso en Tapia o en este caso en Porcía.


Siempre tienes que traerte algo que te recuerde esos días tan sensacionales. En Las Casinas instalaremos este precioso aplique que compré en el Mercado Nocturno de PatPong,  en  Silom donde te recomiendo elijas tu hotel, desde allí tienes el mejor acceso a todas las zonas de la gran Bangkok.



Y él nos recordará este maravilloso viaje con las Chikas y con nuestras queridas ChiThais que tantas sensaciones nos aportaron ¿placidez, tranquilidad, sosiego, relajación, simpatía, cariño, sencillez?  y a veces algo de dolor en aquellos maravillosos masajes que tanto echamos de menos, jejej . 



Queridas Chikas ha sido como siempre un placer. Estos viajes son mágicos.




Siempre te digo que se nos hacen muy cortos, volvemos con la sensación que se nos han quedado multitud de sitios que conocer, !!!qué vamos a hacer!!! ¿quizá intentar añadir algún día?, jajjaj, igual nos echan de casa.




No sé si volveremos a Thailandia, por si acaso no digo adiós digo: ¡¡¡¡Sawat di khrap!!!!, hasta luego!!!!.





Espero que te guste el viaje y la receta, bssss

Notas:


  • Si te apetece ver otros viajes de las chikas, Nápoles, Tánger, Marrakech, Essaouira, Yucatán y otros aquí te los he contado
  • Thailandia es muy asequible
  • Pide al taxi antes de montarte que ponga el taximetro
  • Cambia la moneda en el hotel, hay muchos sitios donde no admiten tarjetas de crédito
  • Viaja con Qatar sus aviones son bastante cómodos
  • Relájate y disfruta, estás en Asia
  • El calzado ideal son unas chanclas, si llueve no pasa nada, jajaj
  • Viaja, si puedes, fuera de temporada
  • Esta vez no he cargado con mi Canon, el iphone nos ha socorrido
  • Por cierto no fuí capaz de probar el Durian, ufff

4 comentarios:

  1. Qué chulada de viaje y más entre amigas.
    Bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. muy guapo gracias querida, bsss

      Eliminar
  2. Los mercados flotantes, la vida vibrando en colores y aromas tan familiares y a la vez tan lejanos, son toda una experiencia, no sabes como me gusta que nos cuentes de los viajes, yo estoy loca por montarme en un avión de nuevo e irme este verano unos días cortos. Me encanta la receta, absolutamente deliciosa y esas fotografías están bellísimas mi Marga, te dejo un abrazo relleno de mucha buena vibra y cariño!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Querida Mayte,qué alegría y qué buena vibra me traes cada vez que vienes por aquí, un abrazo enorme!!!

      Eliminar

Me encanta que dejes tu comentario, me alegra el día.